PERFILES

Mahatma Gandhi

Mohandas Karamchand Gandhi, conocido como Mahatma Gandhi, nació el 2 de octubre de 1869 en Porbandar (Raj británico), en la actual India. Murió el 30 de enero de 1948 en Nueva Delhi. 

Gandhi fue un activista y abogado indio, conocido por luchar por los derechos de la población india. Sus métodos eran la resistencia pacífica y la no violencia.

 

SUS PRIMEROS AÑOS

Hijo de Karamchand Gandhi, primer ministro de Porbandar, y de Putlibai, Gandhi fue educado en el respeto y en la tolerancia. Tuvo dos hermanos y una hermana. El título de “Mahatma”, sobrenombre con el que se le conoce, se lo dio el poeta indio Tagore y quiere decir “alma grande”.

De adolescente era un joven tímido que pasaba desapercibido. Con trece años contrajo matrimonio con una joven india de su misma edad, Kasturba Makharji, con quien tuvo cuatro hijos. Este enlace estuvo concertado desde que ambos eran niños.

En los estudios, Mahatma tampoco destacaba. Consiguió aprobar el examen de admisión a la Universidad  con mucho esfuerzo. Poco después, se mudó a Inglaterra para estudiar Derecho en Londres en 1888.

Durante esos años, Gandhi se sumergió en la cultura occidental para entender cómo se percibía Oriente. Tras conseguir su título de abogado tres años después, Gandhi regresó a la India.

A su vuelta todo cambió: su madre acababa de fallecer y su familia había perdido influencia. Además, su carrera como abogado no arrancó de la mejor manera. En pleno juicio, Gandhi no fue capaz de articular palabra delante del tribunal.

 

ETAPA EN SUDÁFRICA (1893-1915)

En 1893, el joven Gandhi se trasladó a Durban (Sudáfrica), donde una empresa le contrató como abogado. Allí rápidamente se interesó por la situación de sus compatriotas indios.

Pronto sintió la discriminación en su propia piel. Mientas viajaba en tren por Sudáfrica, varios sucesos hicieron aún más patente el racismo que se vivía en el país. Esto hizo que Gandhi empezara a preocuparse por la discriminación racial.

Una vez terminado su contrato laboral, Gandhi se preparó para volver a India. Antes de su partida, se enteró de que se estaba redactando una ley que prohibiría votar a los ciudadanos indios. Entonces decidió aplazar su partida.

En los primeros años de lucha por los derechos civiles de los indios en el país africano, Mahatma Gandhi fundó el Partido Indio del Congreso de Natal para poder reunir a toda la comunidad india. A través de esta formación, los indios comenzaron a manifestar sus primeras protestas en contra de la discriminación y la desigualdad.

Poco después regresó a la India a buscar a su familia para que vivieran con él en Sudáfrica. A su vuelta a Sudáfrica, un grupo de radicales racistas lo atacaron. Sin embargo, fiel a sus principios pacifistas, él no respondió al ataque ni lo denunció.

A partir de 1904, Gandhi cambió su forma de vida a una mucho más sencilla y en comunidad.  A partir de entonces, sus métodos de protesta fueron la no violencia y la resistencia pacífica. En 1906, en una protesta masiva en Johannesburgo, fue la primera vez en la que Gandhi adoptó esta postura, conocida como satyagraha.

No fueron pocas las veces que Gandhi y multitud de ciudadanos indios fueron encarcelados y castigados. En 1913, tras protestar contra un injusto impuesto, las autoridades sudafricanas recularon y se consideró una gran victoria para el pueblo indio.

Sin embargo, como se demostró más tarde, todos los logros que conquistó la comunidad india quedaron reducidos a la nada años después. No obstante, los años de lucha de Gandhi en este país, sirvieron como cimientos de lo que hizo en la India.

 

REGRESO A LA INDIA

Su regreso a la India se produjo en 1915. La lucha por los derechos de la comunidad india en Sudáfrica se vio como un acto de heroísmo. Enseguida toda la India supo quien era Mahatma Gandhi.

El Gandhi que volvió fue uno completamente distinto al que se fue. Abandonó la vestimenta occidental por la típica de su país. Con ello, adoptó las costumbres y estilo de vida tradicionales indios.

Durante los primeros años de su regreso, Gandhi y su familia viajaron por toda la India. En febrero de 1919, se manifestó al lado de Gran Bretaña en la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, pronto pasó a liderar la oposición contra los británicos al conocer el proyecto de Ley Rowlatt.

La Ley Rowlatt negaba los derechos civiles a los indios. Conocedor de ello, Gandhi comenzó una serie de protestas durante estos años que llevaron a que las autoridades inglesas lo detuvieran.

El 18 de marzo de 1922, Mahatma Gandhi fue condenado a seis años de cárcel. Fue puesto en libertad dos años más tarde, tras ser diagnosticado de apendicitis.

A su salida de la cárcel, el Partido del Congreso se había dividido. Además, la unidad entre los hindúes y los musulmanes había desparecido. Ante esta situación, Gandhi se retiró de la política y vivió como un anacoreta, apartado del resto de la civilización. Tras nuevos episodios de discriminación racial, Gandhi interrumpió su retiro en 1927.

 

MARCHA DE LA SAL

El 12 de marzo de 1930, Gandhi puso en marcha una nueva campaña de desobediencia civil conocida como la Marcha de la sal. Esta campaña tuvo como objetivo declarar la independencia de la India de manera simbólica.

Después de 24 días de peregrinación y más de 300 kilómetros a sus espaldas, Gandhi llegó a la localidad costera de Dandi. Allí, cogió agua salada con sus manos en un gesto de desafío al monopolio de la sal. Los indios tenían prohibido recolectarla ellos mismos y tenían que pagar un alto precio por ella.

De esta manera, se sucedieron una serie de actos de desobediencia civil por toda la India en contra del gobierno británico y a favor de la independencia india.

La campaña terminó con la negociación de Gandhi y del virrey británico donde se comprometía a legalizar la producción de sal. También se acordó liberar a los indios encarcelados durante las movilizaciones.

 

INDEPENDENCIA Y ASESINATO

Mahatma Gandhi estuvo en prisión en varias ocasiones a lo largo de su vida por las protestas que dirigió. Además, son conocidas las huelgas de hambre del activista indio como una forma de desobediencia no violenta.

La figura de Gandhi saltó de nuevo a la palestra tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Estaba en contra del conflicto bélico y volvió, con fuerza, a pedir la independencia de India del Imperio Británico. Por ello, fue encarcelado nuevamente.

Con el fin de la Segunda Guerra Mundial llegó la independencia de la India en 1947. La India se dividió en hindúes (India) y musulmanes (Pakistán). Se produjo un enorme éxodo y una gran masacre en la que murieron cientos de miles de personas.

Gandhi intentó parar las masacres, aunque solo consiguió el odio de los radicales de ambos bandos. Tanto fue así que atentaron contra su vida en más de una ocasión.

El 30 de enero de 1948, un joven radical hindú lo asaltó y lo abatió a tiros. El asesino y su cómplice fueron condenados a muerte y ejecutados en noviembre de 1949.

Mahatma Gandhi, aunque no exento de polémicas, es el símbolo de la lucha no violenta que sirvió de inspiración a otros líderes como Martin Luther King y Nelson Mandela.