PERFILES

Platón

Platón se cree que nació entre los años 428-427 a.C. en Atenas o Egina. Murió en Atenas sobre el año 347 a.C. 

Filósofo griego, Platón fue discípulo de Sócrates y maestro de Aristóteles. Fue, además, el fundador de la escuela filosófica La Academia de Atenas.

 

ORÍGENES

Arístocles de Atenas, más conocido como Platón, perteneció a una familia noble. Aristón, su padre, decía que era descendiente del último rey de Atenas. Su madre, Perictione o Períctiona, era familia del antiguo legislador griego Solón. Tuvo dos hermanos y una hermana.

En su infancia y juventud, Grecia pasaba por un momento difícil: los problemas de la democracia de Atenas y la Guerra del Peloponeso. Esta agitada situación lo era aún más en la familia de Platón.

Su madre era hermana y prima de dos miembros de la dictadura de los Treinta Tiranos que terminaron quitando el poder a Atenas después de la Guerra.

 

DISCÍPULO DE SÓCRATES

Se cree que Platón se inició en la filosofía con las teorías del heraclíteo Crátilo. Sin embargo, cuando tenía unos 20 años conoció a Sócrates, de unos 60. A partir de ese momento, Sócrates se convirtió en su maestro.

Sócrates, de carácter irónico y escéptico, animaba a sus vecinos a unirse en las charlas que organizaba en la calle a que se preguntaran dónde residía la verdad auténtica.

En el 399 a.C., Sócrates fue condenado a muerte por impiedad, acusado de introducir nuevos dioses y por corromper a los jóvenes con sus ideas. Este hecho dejó destrozado a Platón, que huyó de Atenas.

Durante sus años fuera de Atenas, Platón se dedicó a viajar. Sus viajes más conocidos fueron a Sicilia, donde llegó a ir hasta tres veces. Allí estuvo aconsejando políticamente a los tiranos de Siracusa, Dioniso I y a su hijo, Dionisio II. Sin embargo, fracasó en su intento de participar en política.

Se cree que pasó un tiempo como prisionero de unos piratas. Después pudo regresar a Atenas, donde fundó la escuela filosófica la Academia, a las afueras de Atenas, en torno al 387 a.C.

 

PADRE DE LA FILOSOFÍA OCCIDENTAL

A Platón se le considera el padre de la filosofía occidental. Muchos creen que con él la filosofía griega alcanzó su madurez. Para el filósofo y matemático Alfred North Whitehead “la filosofía occidental son notas a pie de página de los escritos de Platón”.

Contrariamente a lo que sucedió con Sócrates, se conservan todos los escritos de Platón. La mayor parte de su obra está escrita en forma de diálogos. Escribió más de treinta a lo largo de unos 50 años.

Durante los primeros años, sus textos, conocidos como “socráticos”, versaban sobre la moralidad y eran más breves. De esta época destacan Trasímaco o Critón.

En los diálogos de transición y de madurez, más cuidados y algunos con tintes políticos, Platón expuso la Teoría de la reminiscencia y la Teoría de las Ideas.  

Esta última viene a decir que más allá del mundo de los objetos físicos, “mundo sensible”, existe un “mundo inteligible” construido por las ideas. Para Platón las ideas eran perfectas, eternas e inmateriales. En este mundo, la idea que gobierna sobre todas es la del Bien.

Quizá, de estos diálogos, el más popular de todos es La República. En esta obra, para muchos considerada la más compleja, describió esta teoría a través de El mito de la caverna.

En este mito o alegoría, una serie de hombres están prisioneros en una cueva, encadenados a un muro. Desde que eran pequeños no han visto nada más que sombras de objetos proyectadas en la pared. Para los prisioneros, las sombras son la única verdad o realidad (“mundo sensible”).

Uno de ellos es liberado y ve el mundo real (“mundo inteligible”) y queda completamente fascinado. Se dio cuenta de que lo que creía como real solo eran sombras de la verdad. Al volver a la cueva, le cuenta su descubrimiento al resto de prisioneros, pero ninguno le cree. Todos piensan que, al salir, ha enloquecido.

Tras esta etapa, llegaron los diálogos de la vejez. En ellos, Platón revisó sus teorías anteriores y se centró en problemas propios de la dialéctica. También introdujo temas sobre naturaleza y medicina. El último que escribió y que no pudo revisar antes de morir fue Leyes.

 

LA ACADEMIA

Las enseñanzas de Platón han influido en el pensamiento occidental posterior. Uno de los motivos fue la Academia.

La primera academia de la historia debe su nombre Academo, ya que el terreno donde se construyó estaba consagrado a este héroe. Contaba con biblioteca y habitaciones para los estudiantes y se dedicó a los estudios superiores.

La Academia sirvió como modelo para otras escuelas posteriores, como el Liceo de Aristóteles, que antes había sido alumno y discípulo de Platón. En su frontispicio se leía “Aquí no entra nadie que no sepa geometría”.

Tras estar activa durante más de nueve siglos, emperador Justiniano la cerró definitivamente en el siglo VI d.C. Como emperador cristiano romano, en 529 prohibió la enseñanza de la filosofía griega.