PERFILES

Teresa de Calcuta

La Madre Teresa de Calcuta nació el 26 de agosto de 1910 en Uskup (Imperio Otomano), la actual Skopje (Macedonia). Murió el 5 de septiembre de 1997 en Calcuta (India). 

Teresa de Calcuta fue la líder y fundadora de las Misioneras de la Caridad y Premio Nobel de la Paz en 1979. En 2016, fue declarada Santa por el Papa Francisco.

 

PRIMEROS AÑOS

Agnes Gonxha Bojaxhiu fue el nombre de nacimiento de Teresa de Calcuta. Era la hija menor de un matrimonio acomodado albanés. Su padre, dedicado a asuntos políticos en Albania, murió de manera misteriosa en 1919. Desde entonces, su madre fue la encargada de su educación en la fe católica.

La pequeña Agnes cursó los estudios primarios en la escuela estatal. Durante esos años, participó activamente en la comunidad religiosa. Fue solista del coro de su parroquia y perteneció a la congregación Sodalicio de Nuestra Señora.

Con doce años tuvo claro quería dedicar su vida al catolicismo. Con cinco ya había hecho la Primera Comunión y con seis la Confirmación. Todavía siendo una niña, mostró una total admiración por los jesuitas yugoslavos en Bengala (India). Tal fue la fascinación que manifestó que quiso hacer lo mismo que ellos en Calcuta.

Crédito editorial imagen: Diego Delso [CC BY-SA 3.0 ], from Wikimedia Commons

INICIOS EN CALCUTA

La primera parada que hizo la Madre Teresa antes de emprender su viaje a la India fue La Abadía de Loreto, perteneciente al Instituto de la Bienaventurada Virgen María de Irlanda, con solo 18 años.

En esta institución religiosa, Teresa de Calcuta aprendió inglés. Poco después, para cumplir su deseo de ser misionera en la India, zarpó hacia Bengala en 1928.

El 6 de enero de 1929 llegó a Calcuta, donde permaneció el resto de su vida. En la ciudad bengalí hizo sus votos de pobreza, castidad y obediencia. Se convirtió en monja el 24 de mayo de 1931. Fue durante esta etapa donde abandonó su nombre de nacimiento por el de Teresa.

Poco después, fue trasladada al St. Mary’s High School de Calcuta, donde impartió clases de Geografía y de Historia, donde permaneció alrededor de 20 años.

En 1946, la hambruna que se vivía en buena parte del país se vio agravada por el conflicto entre los indios musulmanes y los hindúes. Por ello, Teresa de Calcuta solicitó al Papa Pio XII abandonar su orden para dedicarse en cuerpo y alma a los más necesitados. Esto fue lo que más tarde describió como “la llamada dentro de la llamada”.

 

MISIONERAS DE LA CARIDAD

Tras años trabajando entre los más desfavorecidos de la India, Teresa de Calcuta consiguió la nacionalidad en 1950. Ese mismo año, tras haberse unido a un grupo de mujeres con sus mismas inquietudes, el Vaticano le autorizó inaugurar su nueva congregación: Misioneras de la Caridad.

La congregación de la Madre Teresa de Calcuta, sin embargo, no fue plenamente reconocida hasta 1965 por el Papa Pablo VI. La misión que tenía Misioneras de la Caridad era la de ayuda a la parte de la población más desfavorecida, proporcionándoles alimento y refugio.

El desarrollo de su actividad lo iniciaron trece monjas en Calcuta, pero pronto se fue extendiendo a otras regiones y más religiosos y voluntarios se unieron a la causa. En la actualidad está presente en más de 130 países.

La congregación ayudó a niños abandonados, personas sin hogar, enfermos, refugiados, ancianos… a cualquier persona que estuviera en una situación desfavorecida o de exclusión. Se ocuparon de abrir leproserías, hospitales y orfanatos.

“No somos trabajadoras sociales. A los ojos de algunas personas puede parecer que realizamos un trabajo social, pero tenemos que ser contemplativas en el corazón del mundo”, aseguraba la propia Teresa de Calcuta en relación con su labor en Misioneras de la Caridad.

 

Crédito editorial imagen: Zvonimir Atletic / Shutterstock.com

 

ÚLTIMOS AÑOS Y MUERTE

Los últimos años de la Madre Teresa de Calcuta estuvieron marcados por viajes a zonas en conflicto para promover la paz. Sólo en la década de los 80 viajó a Armenia, Etiopía, Líbano, Albania, Ucrania…

La salud de la religiosa comenzó a flaquear en esa década. En 1983, sufrió un ataque al corazón en una de sus visitas al Papa Juan Pablo II en Roma. En 1989, le implantaron un marcapasos.

Con su salud visiblemente mermada por continuos problemas, Teresa de Calcuta renunció a su puesto como jefa de las Misioneras de la Caridad en marzo de 1997.

Tras toda una vida dedicada por y para los demás, aunque no exenta de críticas, la Madre Teresa de Calcuta falleció el 5 de septiembre de 1997 en Calcuta, a los 87 años.

 

RECONOCIMIENTOS  

No son pocos los reconocimientos y honores que tuvo Teresa de Calcuta, tanto en vida como a título póstumo.

El más conocido que se le entregó en vida fue el Premio Nobel de la Paz en 1979. En la ceremonia de entrega, Teresa de Calcuta dio un discurso antiabortista. Para muchos, este gesto hizo que se ganara críticas de parte de la sociedad.

Sin embargo, si hay algo de lo que la Madre Teresa estaría orgullosa es de su beatificación. En 2003, el Papa Juan Pablo II dio el primer paso para convertir en Santa a la religiosa.

Si bien, ese camino finalizó en 2016, cuando el Papa Francisco canonizó a la Madre Teresa en un acto multitudinario en la Plaza de San Pedro del Vaticano. Hombres y mujeres de todo el mundo fueron testigos de cómo la monja albanesa se convirtió en Santa Teresa de Calcuta.