PERFILES

Truman Capote

La biografía de Truman Capote es la de uno de los grandes genios de las letras estadounidenses del siglo XX. Sus obras se mueven entre el realismo más duro y el lirismo, contando siempre con un interés exacerbado por mantener un estilo muy personal. La vida y las curiosidades de Truman Capote lo presentan como un personaje tan interesante como cualquiera de los que aparecen en muchas de sus novelas.

Infancia y comienzo de su carrera literaria

Truman Streckfus Persons nació en Nueva Orleans en 1924. Cuando contaba con tan solo cuatro años de edad, sus padres se divorciaron. Esto lo llevó a vivir una infancia de continuos cambios de residencia como sucedía con otros muchos hijos de separados.

El nombre Capote se debe al segundo marido de su madre, un empresario canario afincado en Cuba del que Truman tomó el nombre casi de inmediato.

Estos años pasaron entre los pueblos del sur norteamericano. Un ambiente que se deja ver en buena parte de sus novelas y que siempre estará detrás de los escenarios y personas de las obras de Truman Capote.

Fue justo en la época en la que no paraba de mudarse durante la que comenzó a escribir. Así lo atestigua el propio Truman, que dijo que en su infancia escribía historias con el objetivo de escapar de la soledad.

Fuese como fuese, lo cierto es que esta actividad sería formativa para uno de los escritores icónicos del siglo XX estadounidense. Así, con tan solo 18 años, este joven comenzó a trabajar para el New Yorker desarrollando diversas actividades.

Allí se mantuvo hasta los 21 años, momento en el que consigue publicar su siguiente relato. Este aparece en la revista Mademoiselle con el nombre Miriam. Al poco de aparecer, los críticos lo descubren y elogian de forma unánime. Así fue como consiguió su primer premio: el O’Henry de 1946.

Este es el comienzo real de la carrera de Capote. Una vez que el relato saltó a la fama, muchos indicaron que el estilo gótico de su obra, con claras referencias a Poe, era uno de los grandes fenómenos literarios de los últimos años.

 

Las obras de Truman Capote

Una vez que la carrera literaria del estadounidense dio el pistoletazo de salida, nunca más se detuvo. El relato Miriam sirvió al autor para dedicarse a su primera novela. Esta recibió el nombre de Otras voces, otros ámbitos y vio la luz en 1948.

Hay varias cosas de esta obra que sorprendieron a toda la crítica. Por un lado, Capote trató en ella el tema de la homosexualidad como no se había visto antes en la cultura americana. También impactó por la descripción que el autor hacía del sur más profundo. Sin embargo, con el paso del tiempo, se reconoce que esta no es una de las mejores producciones del americano.

Tras la publicación de esta obra, dedicaría unos años a viajar. Pasó por países como España, Grecia o Italia, buscando la cultura mediterránea que siempre había captado la atención del escritor.

Posiblemente, la década de los 50 es el momento de mayor creatividad en todos los sentidos para el genial escritor. Durante estos años, compaginará su labor literaria con la publicación de entrevistas en la revista Playboy. Estas entrevistas alcanzaron una fama enorme que hicieron que el nombre de Capote fuese conocido para cualquier estadounidense.

También durante estos años escribió una de sus obras más celebradas. Se trata de Desayuno en Tiffany’s, una obra que fue llevada al cine por Blake Edwards tres años después de ser publicada.

El relato gira en torno a la vida de Holly Golightly, que fue interpretada  por Audrey Hepburn, donde la joven acude siempre que se encuentra mal a la joyería Tiffany en busca de un poco de consuelo. Una imagen que se ha convertido en uno de los iconos de la cultura pop.

 

La última época de Truman Capote

Convertido ya en una referencia tanto nacional como internacional de las letras, el estadounidense desarrollaría la que para muchos es su obra maestra. Se trata de A sangre fría, un título que vio la luz en 1966 y que supuso un enorme impacto.

La novela pertenece, en palabras del propio autor, al género de la novela de no ficción. En ella se vuelca toda la experiencia que Truman había adquirido en el mundo del periodismo y su inconfundible estilo literario.

La novela tardó en escribirse 7 años y trata de forma novelada el caso real del asesinato de la familia Cutters. El novelista se basó en los informes policiales del caso y en las entrevistas que él mismo hizo a algunos de los implicados en este suceso.

Esta obra le sirvió para ser considerado como uno de los padres del nuevo periodismo, un género que mezcla ficción narrativa e investigación periodística a partes iguales.

Para la crítica, desde su misma aparición, A sangre fría se convirtió en la novela referente de la década de los 70. Un clásico atemporal que dibuja la violencia latente en la cultura norteamericana.

Tras la publicación de A sangre fría, entraría en la recta final de su vida y de su obra. Pese a la enfermedad que dominaría sus últimos años, un cáncer de hígado, el escritor dejó varias obras para el recuerdo.

Música para camaleones o Plegarias atendidas son buenos ejemplos de la madurez completa de uno de los escritores clave de todo el siglo XX.

En 1984, la salud de Truman Capote dijo basta en la ciudad de Los Ángeles. Fallecía así a los 59 años una de las grandes estrellas de las letras estadounidenses. Un escritor que se convirtió junto a estrellas como Andy Warhol en una figura clave de la cultura contemporánea.

La biografía de Truman Capote revela a uno de los personajes icónicos del mundo de las letras. Su personalidad sobrepasó su obra escrita manteniendo estrechos vínculos con personalidades como The Rolling Stones o Harper Lee. Así, su figura es fundamental para comprender la cultura actual a todos los niveles.