PERFILES

Walt Disney

Walt Disney fue un director y productor estadounidense de cine de animación. Es una de las figuras clave del desarrollo de esta industria a nivel mundial.

Nació en Chicago el 5 de diciembre de 1901. Murió el 15 de diciembre 1966 en Burbank, California.

 

INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Walter Elias Disney, llamador Walt, era hijo de dos granjeros de Chicago de ascendencia irlandesa. Fue el cuarto de cinco hermanos.

En 1909, la familia tuvo que abandonar su vida rural porque su padre enfermó. Vendieron la granja por los problemas económicos que acarreaba y se mudaron a Kansas City.

En la ciudad compaginó sus estudios en la escuela primaria con su trabajo como repartidor de periódicos. Poco tiempo después se matriculó en el Instituto de Arte de Kansas City, donde aprendió las primeras técnicas de dibujo.

En 1918, siguiendo los pasos de uno de sus hermanos mayores, Walt quiso alistarse en el ejército. Falsificó su partida de nacimiento y fue aceptado y enviado a Europa, aunque nunca llegó a combatir. Al año siguiente volvió a Estados Unidos, donde buscó trabajo como dibujante, su gran pasión.

 

SUS PRIMEROS AÑOS EN LA ANIMACIÓN

Tras un primer intento de crear un estudio de animación que terminó en fracaso, en 1923 se mudó a Hollywood. Allí no encontró trabajo, así que decidió montar su propia productora con su hermano Roy: Disney Brothers Studio. Ese mismo año consiguió su primer contrato. Al año siguiente se unió al estudio el antiguo socio de Walt Disney, Ubbe Iwerks.

En julio de 1925, Walt Disney contrajo matrimonio con Lillian Bounds, una empleada de su estudio. Con ella tuvo dos hijas: Diane Marie y Sharon Mae.

El estudio iba cada vez mejor y, en 1926, tuvieron que cambiarse de oficina porque cada vez eran más empleados. En ese momento el nombre de la compañía cambió a Walt Disney Studio.

Ese éxito fue en parte por la serie de Oswald el conejo, un personaje creado por Disney. Sin embargo, su principal cliente se hizo con sus derechos y prohibieron al estudio de animación que hiciera ningún cortometraje más con el conejo.

Esto fue un duro revés para el estudio de Walt Disney, ya que parte de sus creativos y dibujantes se pasaron a la competencia. Sin embargo, a pesar de las dificultades, Disney comenzó a pensar en nuevos personajes.

Así nació el ratón más famoso de la factoría de animación: Mickey Mouse. Su primera aparición fue el 15 de mayo de 1928 en el corto mudo Plane Crazy junto a Minnie. La atribución de la creación de Mickey Mouse siempre ha sido polémica, pues hay quien asegura que Disney no fue el padre del ratón.

Adelantado a su época, Walt Disney confió en que el cine sonoro llegaría para quedarse. Así nació el tercer cortometraje del ratón y el primero con su propia voz: Willie en el barco de vapor (1928).

A partir de este momento, la factoría Disney fue cuando despegó. Mickey Mouse se convirtió en el personaje estrella del estudio, hecho que no ha cambiado 90 años después.

El éxito no cegó a Walt Disney. Conocedor de que su suerte se podría torcer en cualquier momento, creó la serie de dibujos Sinfonías tontas, en activo desde 1929 a 1939.

Dentro de esta serie, estrenó su primer corto a color en 1932, Flowers and tres, que ganó el Oscar al mejor cortometraje de animación ese mismo año. También en esa edición, Walt Disney recibió un Oscar honorífico por crear al ratón Mickey Mouse.

A partir de 1935, los cortometrajes en los que aparecían Mickey y Minnie Mouse y el resto de sus amigos, Donald, Goofy y Pluto, se hicieron en color.

 

PRIMEROS LARGOMETRAJES

A mediados de la década de los años 30, Walt Disney volvió a dar la campanada. Quiso crear su primer largometraje de dibujos animados en color. Este deseo lo materializó con Blancanieves y los siete enanitos (1937).

La producción de esta película fue difícil y costosa. El proceso se alargó unos dos años y fue mucho más caro de lo que esperaban. Sin embargo, a pesar de las dificultades, Blancanieves y los siete enanitos fue todo un éxito y recaudó millones de dólares en taquilla.

Con el indiscutible éxito y fama que le había aportado a Walt Disney, en 1939 la compañía se trasladó a unos nuevos estudios más grandes en los que alojar a sus 2000 empleados. De allí salieron nuevos largometrajes en 1940: Pinocho y Fantasía, los primeros de una larga lista que no paró de aumentar.

En 1941, se enfrentó a la huelga general que secundó la mayoría de sus empleados que buscaba un aumento salarial. Los paros duraron un año que terminaron cuando se aceptaron las condiciones.

Durante la década de los años 40, en plena guerra mundial, los estudios Disney produjeron material propagandístico para Estados Unidos por encargo de las autoridades. Walt Disney, anticomunista convencido y colaborador del FBI, aceptó sin reservas esta producción.

 

CONSOLIDACIÓN DEL IMPERIO

Los años 50 supusieron la consolidación del imperio de los sueños creado por Walt Disney. Con un crédito sin intereses de un millón de dólares que le facilitó un empresario produjo 18 proyectos nuevos.

Cenicienta (1950), Alicia en el País de las Maravillas (1951) o Peter Pan (1950) son solo algunos de los largometrajes que lo llevaron a lo más alto.

Contrario al pensamiento de la mayoría de los productores y cineastas, Disney vio en el nacimiento de la televisión un nuevo modelo de negocio. Guiado por su instinto, cedió sus películas a una cadena para que las emitieran.

Con el dinero que fue recaudando a lo largo de los años, llevó a cabo su proyecto más ambicioso: la creación del parque temático Disneylandia. Se inauguró el 17 de julio de 1955 en Anaheim, California.

 

ÚLTIMOS AÑOS Y MUERTE

En la década de los 60, los estudios de Walt Disney ya estaban más que consolidados. Durante estos años, la producción de películas continuó y los reconocimientos no pararon de llegar. Una de sus apuestas más arriesgadas fue la de Mary Poppins en 1964, la primera con actores reales de su factoría.

Disney trabajó hasta el último día de su vida. En 1966 le diagnosticaron cáncer de pulmón el mismo que le costaría la vida el 15 de diciembre de ese mismo año. Sus restos descansan en California.

En la actualidad, The Walt Disney Company es una de las empresas más fructíferas del mundo.