Al frente de la Guerra: Omaha

En Omaha, una estrecha playa llena de minas y dominada por acantilados fortificados, tiene lugar un devastador bautismo de fuego. Los planes fallidos, las oportunidades perdidas y la valentía temeraria convierten este frente en punto de inflexión de la II Guerra Mundial. La playa de Omaha es el peor escenario para el ataque de las tropas estadounidenses, que avanzan en campo abierto, bajo fuego sostenido, con muchas bajas y sin posibilidad de retirada. Pero todo el éxito del Día D depende de Omaha.

Ver más información de este programa