El Imperio Romano: Espartaco

Cuando los generales romanos Pompeyo y Craso lideran a sus poderosas legiones de soldados y mercenarios hacia las tierras que rodean Italia, no podían predecir la confusión creada por un valiente mercenario, cuyo nombre es Espartaco. Guerrero tracio, Espartaco desertó del ejército romano, pero fue capturado y convertido en esclavo, obligado a luchar como gladiador. Sin embargo, en el año 73 a.C., el indomable bárbaro lidera una revuelta de esclavos de 70.000 gladiadores contra la república de Roma. Aunque al final. el brutal y conspirador general Craso es capaz de aplastar la revuelta, su rival Pompeyo, que goza de mayor popularidad, se lleva todo el mérito, encendiendo la llama de la división dentro de la república, que, en última instancia, significará su desaparición.

Ver más información de este programa