El precio de la historia: Coches de seis cifras y lingotes de oro

Es hora de pegar un acelerón cuando los chicos examinan un Dodge Demon personalizado. Además, Rick le da un toque Steve McQueen a un Chevy del 51 y sale a la pista para correr con los profesionales a bordo de un Mustang de edición limitada. Después, en la tienda, Rick se hace con unos cuantos lingotes de oro: ¿será el tesoro de un naufragio?