Grandes descubrimientos: Cómo se construía en la antigüedad

Los antiguos construyeron grandes estructuras, entre las que se encuentra el Faro de Alejandría, el primero de la historia, que estaba situado a la entrada del puerto con más tráfico de la antigüedad, en Alejandría (Egipto). Otros ejemplos son el Partenón en la Acrópolis de Atenas o el impresionante obelisco egipcio transportado desde el Nilo hasta Roma. Todas estas obras constituyen un testimonio extraordinario de un tiempo muy lejano. Sin embargo, ¿cómo se construyeron? ¿Qué máquinas utilizaron los ingenieros de aquella época para levantar esas impresionantes estructuras? En este espacio, nos adentraremos en un mundo desconocido, el de las grandes máquinas y la ingeniería de la antigüedad, para descubrir cómo se utilizaron para erigir algunos de los edificios más asombrosos del mundo antiguo.