Grandes Guerreros: Celtas

Conocido por su barbarie, el pueblo celta llegó a dominar la mayor parte de Europa. Su sociedad tribal la componía una multitud de pequeños asentamientos en los que habitaban clanes y grandes familias. Gobernado por nobles poderosos, era un terreno ideal para prosperar en situación de guerra y conflicto, algo que estaba a la orden del día. Pero había más: una gran admiración por los actos heroicos, una religión basada en el sacrificio, y la lucha por el bien común. Cuando peleaban por la misma causa, los celtas eran un enemigo peligroso y feroz, lo que desaconsejaba interponerse en su camino.

Ver más información de este programa