Grandes Guerreros: Vikingos

Su religión era la guerra; su arma elegida, y poco ortodoxa, el hacha; y, sus tácticas salvajes, el terror de Europa. Los guerreros vikingos eran fuertes, duros y despiadados; destruían todo a su paso. Con vestimenta y armas caseras, confiaban en su rapidez y estrategias sanguinarias para asegurarse el éxito, por lo que eran temidos en toda Europa.

Ver más información de este programa