Historia del Nazismo: Las semillas de la violencia

Las mentes de muchos alemanes se hallaban henchidas de odio y deseo de venganza. El choque de convicciones políticas entre derecha e izquierda convirtió a la República de Weimar en un polvorín. Muchos alemanes creían que los judíos, tan solo el uno por ciento de la población, eran la causa de todo tipo de problemas: decadencia moral, comunismo, dificultades económicas.En 1922, cuando el movimiento fascista tomó el poder en Italia con violencia y maquinaciones políticas, un agitador poco conocido llamado Adolf Hitler, que en realidad era un hombre derrotado, tomó como modelo a su líder, Benito Mussolini. El objetivo: hacerse con el poder en Alemania.

Ver más información de este programa