La comida que cambió el mundo: El perrito de Coney Island

Antes de Nathan Handwerker, los perritos calientes eran un alimento denostado, pero cuando este inmigrante polaco abrió su puesto de perritos en Coney Island (Nueva York), revolucionó el mundo. Esta comida, al principio casi desconocida y consumida solo por los más pobres, se convirtió en un símbolo de EE UU. Sin embargo, no fue un viaje fácil, su historia incluye resistencia, dormir en el suelo, timos callejeros y una ballena de más de 60 toneladas. Esperamos que tengas hambre: esta es la historia de Nathan's Famous.