La primera vuelta al mundo: Naves espaciales de madera

El 16 de julio de 1969, tres astronautas se convirtieron en los primeros seres humanos que pusieron sus pies en la Luna. Esos astronautas pudieron contemplar desde el espacio la redondez de la Tierra en todo su esplendor. 450 años antes, otro grupo de pioneros se embarcaban en cinco naves precarias, sin la tecnología con la que contamos ahora, y se lanzaban al mar para completar la primera vuelta al mundo. Ambas gestas suponen un paso de gigante para la Humanidad.Atravesar el Mar Tenebroso, ahora Atlántico, era como hoy en día viajar a Marte.Portugal, el Cabo Cañaveral de la navegación, encontró pronto en España la gran competencia, dando lugar a una carrera tecnológica similar a la que tuvieron la URSS y EEUU por dominar el espacio durante la Guerra Fría.En este entorno, los mapas se convirtieron en un oscuro objeto de deseo para todas las potencias y Sevilla en un gran nido de espías en el que todos se peleaban por conocer las rutas transoceánicas.

Ver más información de este programa