Locos por los coches: Rápidos y ridículos (Parte 2)

Sin ser el ideal, los chicos finalmente encuentran coche para la carrera de LeMons: uno viejo y estropeado que perteneció a Shannon. Rogando un poco y con muy poco dinero logran recuperarlo y lo bautizan como La Chapuza de El Conde. Cuando ya están listos para correr, se dan cuenta de que acabar primeros no es una opción realista, así que concentran sus esfuerzos en que el coche llegue a meta de una pieza. Mientras, a Ryan y Danny les informan de la existencia de un vehículo que al parecer fue personalizado por el creador del Batmóvil, George Barris.

Ver más información de este programa