Megápolis: Alejandría

Alejandría era un pueblo de humildes pescadores junto a una laguna costera en medio de pantanos hasta que Alejandro Magno, en el siglo IV a.c, construyó la megaciudad más brillante y cosmopolita de la antigüedad. Levantada de la nada como un bloque gigantesco y con un diseño geométrico perfecto, Alejandría acogerá hasta un millón de habitantes y revolucionará el pensamiento urbanístico por su modernidad. Su ubicación ideal entre dos `mares¿ y dos mundos, Oriente y Occidente, la convertirán en el núcleo comercial del Mediterráneo. Su riqueza le permitirá erigir construcciones incomparables, como la gran biblioteca, verdadero centro de conocimiento universal, el suntuoso templo de Sarapeion o el monumental faro, que iluminará el mundo durante siglos.

Ver más información de este programa