Waterloo. Episodio 2

El actor de Hollywood Sean Bean cuenta la historia de una de las batallas más decisivas de todos los tiempos: Waterloo. Este viaje de descubrimiento está inspirado en la experiencia personal de Sean interpretando al fusilero de las Guerras Napoleónicas Richard Sharpe, protagonista de una serie de películas para televisión basadas en los 'best seller' de Bernard Cornwell. Sean se sirve de los relatos de soldados que lucharon en Waterloo para narrarnos los dramáticos acontecimientos del 18 de junio de 1815. Visitará los lugares legendarios en los que se decidió el conflicto, como la granja de Hougoumont, y conocerá a descendientes de algunos de los soldados que lucharon en Waterloo, quienes compartirán con él los recuerdos de las hazañas de sus ancestros. Para revivir estas historias, Sean trabajará con soldados en activo del Ejército británico y con expertos en historia militar, y mientras llevará a cabo experimentos que le acerquen a la realidad de lo que fue combatir en Waterloo. En el museo Royal Armouries de Leeds probará con munición real un mosquete original de la batalla y participará en un ensayo para medir el daño que causaban los sables de caballería. Se verá también con expertos en dramatizaciones de la Napoleonic Association para conocer más a fondo las tácticas de infantería y artillería utilizadas en los combates y será testigo de los estragos que provocaba un cañón original de Waterloo. Además, en Bélgica, se citará con el arqueólogo responsable del único descubrimiento de un esqueleto de soldado de aquella batalla, cuyos restos se hallaron exactamente en el mismo lugar en el que murió hace 200 años.