Capos

En cada episodio de CAPOS se traslada a los espectadores al corazón de un grupo mafioso diferente, justo cuando está a punto de estallar una guerra encarnizada por la sucesión. La serie consta de cuatro episodios de dos horas en los que se muestra el ascenso meteórico de algunos de los capos más célebres de la Historia, desde sus inicios como matones de medio pelo hasta su dominio absoluto del crimen organizado. Tener una estructura y una jerarquía es fundamental en cualquier grupo mafioso. Pero ningún régimen dura para siempre: detrás de cada capo hay una legión de tenientes, soldados o rivales despiadados capaces de todo por ocupar su lugar.