La lucha contra el poder

Protestar está en el ADN estadounidense. Este país nació de una protesta pública violenta, y cada avance social y político relevante de su historia ha sido el resultado de que la gente saliera a las calles para expresar sus demandas. La protesta creó EE UU en 1776, y casi lo destruye en 1861. Han ardido ciudades; han muerto personas. Con todo, los disturbios civiles han obligado al país a observarse a sí mismo con severidad y a comprobar si seguía el camino correcto, el marcado por la Constitución. Este especial de una hora de duración, producido y presentado por Kareem Abdul Jabbar, analiza el impacto que han tenido las protestas en la evolución de EE UU hasta llegar a nuestros días. ¿El arco del universo moral, como diría Martin Luther King, se dobla hacia la justicia cuando se ejerce presión?