La maldición del oro Confederado

NUEVOS EPISODIOS
Jueves, 22h

Las estrellas de LA MALDICIÓN DE OAK ISLAND, Rick y Marty Lagina, sacan a la luz un nuevo misterio que podría rivalizar con el de la famosa serie. Kevin Dykstra, natural de Michigan, está obsesionado con la confesión que hizo un farero en su lecho de muerte en la década de 1890 acerca de un tesoro de la época de la Guerra de Secesión estadounidense. Según aquel relato, en 1865, los soldados de la Unión consiguieron dar con el presidente confederado Jefferson Davis y le confiscaron el oro. El botín se trasladó hacia el norte algunos años más tarde y terminó en el lago Michigan, donde Dykstra cree que aún permanece.